3 claves para mejorar el ambiente de clase

Disciplina positiva con firmeza amable para el aula… Este artículo es para ti, maestro/a comprometido/a con una de las profesiones que considero más importante y necesaria de nuestra sociedad: el arte de enseñar y guiar a nuestras generaciones futuras💖

En esta travesía educativa, comparto contigo tres acciones para marcar la diferencia en el ambiente de tu aula, basadas en la entrevista realizada desde “Éxito educativo” (te la dejo completa al final de este post).

Cómo mejorar el ambiente de clase

Antes de nada me gustaría darte unas pinceladas básicas…

La Disciplina Positiva para el aula es la forma en la que implantamos esta filosofía, basada en el respeto mutuo, en el aula para beneficio de todos, alumnos, profesores y padres.

Para lograr implementar la DP (disciplina positiva) en las clases y normalizarla es necesario un “reseteo” del patrón educativo del chantaje, castigo y premio que estamos tan acostumbrados de ver.

Aplicar la DP en el aula no es algo sencillo, requiere constancia y paciencia y aplicando pequeñas pautas lograrás grandes resultados en tu aula.

1. Construye “conexiones auténticas”

Sí, el título es algo “Sui generis”, te lo explico… En el aula, las relaciones humanas son el epicentro de un aprendizaje significativo. Se trata no solo de impartir conocimientos, sino de conectar corazones y mentes, pero… ¿Cómo puedes lograrlo?

Observa a cada estudiante, escucha sus inquietudes, celebra sus éxitos y brinda tu apoyo en los desafíos. Este lazo humano no solo fortalece el ambiente en el aula, sino que también crea un entorno ideal para el crecimiento integral de tus alumnos.

Como madre y psicóloga especializada en crianza respetuosa, entiendo que cada niño es único, con sus propias necesidades y talentos, conocerlos individualmente te permitirá adaptar tu enfoque pedagógico, fomentando un espacio donde cada estudiante se sienta valorado y comprendido.

Ten presente que tus alumnos no están de paso, modelas cada minuto que pasas junto a él o ella y puedes ser su gran cambio, piensa en cómo te gustaría ser recordad@ por esa persona y que, en 5 ó 10 años volviese a buscarte para saludarte y llenarte de agradecimientos, créeme cuando te digo que es más habitual de lo que crees (dicho por muchos maestros que he tenido la suerte de formar).


¿Te gustaría que mejorara el ambiente en tu salón de clase? Enseñar el funcionamiento del cerebro a tus alumnos (a partir de 3 años) nunca ha sido tan sencillo! Cuento "Mamá ¿por qué me porto mal?"

2. Practica la “firmeza amable”

Actualmente muchos docentes se quejan de falta de autoridad en el aula y la falta de apoyo por parte de quien debiera dárselo…

Tienen razón. Venimos confundiendo autoridad con la rigidez autoritaria y la amabilidad con una permisividad sin límites. La disciplina positiva nos invita a adoptar la firmeza amable, donde la firmeza se manifiesta a través de los límites en todo el entorno educativo.

En cada acción educativa, se establecen límites, normas y estructuras que son necesarios e imprescindibles. La disciplina positiva reconoce la importancia de estas pautas, proporcionando un marco necesario para el desarrollo adecuado en el aula. Es crucial tener normas, estructuras, límites y rutinas para garantizar un ambiente adecuado para el aprendizaje.

Sin embargo, la verdadera esencia de la firmeza amable radica en la manera en que se establecen estos límites y normas. Tradicionalmente, se ha confundido la autoridad con menospreciar a otros, interpretando la crítica como imposición y una forma de hacer sentir mal. Es vital comprender que este enfoque no representa verdadera autoridad, sino más bien, autoritarismo y abuso de poder.

Estamos experimentando un cambio de paradigma donde el abuso de poder ya no es efectivo. La disciplina positiva nos insta a repensar nuestra concepción de autoridad, reconociendo que construir un ambiente educativo saludable implica establecer límites con empatía, fomentando un enfoque constructivo y respetuoso.

claves para aplicar la disciplina positiva en tu aula

Los límites y la amabilidad son los pilares que consolidan este enfoque educativo. Es crucial entender que no se trata de no indicar a los alumnos qué deben hacer, cómo hacerlo o qué se espera de ellos, sino que se les comunica que tienen la libertad de explorar dentro de los límites establecidos en este entorno educativo.

Otro aspecto fundamental que debemos entender es la importancia del respeto en tres vías:

  1. Respeto por el estudiante;
  2. Respeto por el profesor;
  3. Respeto por la situación representada en este caso por el centro educativo.

Cumplir con estas tres “erres” del respeto es esencial para llevar a cabo eficazmente los principios de la disciplina positiva.

¿Es posible implementar con éxito la disciplina positiva cuando se cumplen estas tres vías de respeto? La respuesta afirmativa surge cuando se mantiene el equilibrio y se cumplen simultáneamente el respeto al estudiante, al profesor y a la institución educativa.

No obstante, surge un desafío significativo cuando cojeamos en alguna de esas “patas” en relación con el respeto. Es en estos momentos de desequilibrio donde la aplicación de la disciplina positiva se ve comprometida. Por ello, es importante recalcar la necesidad de mantener un respeto equitativo en todas las direcciones, para garantizar el éxito y la efectividad de esta valiosa metodología educativa.

3. Prepara tu espacio de “aprendizaje positivo”

Transformar tu aula en un espacio de aprendizaje positivo implica nutrir la curiosidad y el entusiasmo por aprender. Involucra a tus estudiantes en el proceso educativo, fomentando la participación activa y el pensamiento crítico. Utiliza métodos interactivos, juegos educativos y debates para encender la chispa del conocimiento.

El aprendizaje no solo se limita a los libros, sino que abarca el desarrollo de habilidades sociales y emocionales. Un aula donde se celebra el progreso, se aprende de los desafíos y se fomenta la colaboración, se convierte en un terreno ideal para el crecimiento intelectual y emocional sano en cada alumno.

La disciplina positiva contribuye a aliviar la carga que los profesores suelen sentir involucrando de forma significativa a los estudiantes. Así, se alcanza un momento en el que dar clases se convierte en una experiencia gratificante. En este punto, el aprendizaje adquiere autenticidad, ya que los estudiantes están motivados y establecen una conexión y relación valiosa con el profesor, reconociendo su importancia en el aula.

Normalmente el centro educativo llega a la disciplina positiva con una charla introductoria, se trata de un taller dinámico en la cual conocen en qué consisten los principios de la misma y, una vez el centro comienza a ver que la disciplina positiva ayuda a mejorar el clima de aula, no solo con el alumnado, sino también entre el profesorado, todo el equipo educativo y las familias, opta por su implementación de manera más profunda.

Para lograrlo, es recomendable participar en formaciones específicas dirigidas tanto al profesorado como al claustro, son formaciones las llevo impartiendo hace años en centros de toda España con resultados fantásticos y estaré encantada de impartirla en tu centro, si estás interesado/a escríbenos un email para más información.

Más adelante, es la certificación en disciplina positiva el ideal al que aspiraría un centro educativo.

Curso de habilidades y técnicas de disciplina positiva (nivel básico)

Enhorabuena por los firmes pasos que das cada día formándote e informándote para darles el mejor presente y futuro, repleto de respeto y afecto a todos tus alumnos 💖🌟

Te pongo el enlace a la entrevista completa de ÉXITO EDUCATIVO:
https://exitoeducativo.net/diana-jimenez-psicologa-la-disciplina-positiva-propone-firmeza-amable-en-el-aula-frente-al-autoritarismo/

Además, aquí te dejo más contenidos de AULA en vídeo.

Muchos abrazos!
Diana Jiménez — Psicóloga y psicoterapeuta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde Infancia en Positivo te informamos que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por NIF 06243970E como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de 1and1.es (proveedor de Hosting). El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@infanciaenpositivo.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.