fbpx

Ayuda! tengo un adolescente en casa (incluye Manual de Instrucciones)

Ayudaaa!!! Tengo un adolescente en casa y ahora… ¿qué hago?

Pasa el tiempo… de repente, sin esperarlo te acabas de dar cuenta de que sois uno más en la familia, o que tienes un nuevo inquilino viviendo en tu casa. Y tras unos días de sospechas, en los que te preguntas ¿porqué a mi? ¿Que he hecho yo para merecer esto? te das cuenta de que tu hijo o hija ha dejado de ser esa persona tan adorablemente infantil y pequeña para convertirse en adolescente.

Tranquil@, no estás sol@, los cambios durante la adolescencia son algo por lo que hay que pasar… sin más.

Adolescentes locos

¿Cómo sé cuándo son adolescentes?

En primer lugar veremos qué indicios te muestran que ya tienes un preadolescentes o adolescente en casa y en segundo lugar lo qué le está pasando.

Si tu hijo tiene entre 12 y 24 años, estás de enhorabuena, comienza la adolescencia. Periodo en el que, tradicionalmente, se pensaba nuestros hijos eran presa de sus hormonas disparadas haciendo de ellos verdaderos locos o que se les fuera la cabeza… pues bien, hoy día, gracias a avance de la neurociencia sabemos que hay cambios si, pero estos vienen promovidos por una alteración del desarrollo del cerebro.

Si tu hijo tiene entre 12 y 24 años, estás de enhorabuena, comienza la adolescencia 😉

Durante la adolescencia se dan dos tipos de cambios, por un lado, los cambios corporales y emocionales y por el otro, un alejamiento de los padres, con un acercamiento entre iguales (amigos) y tratando de hacer las cosas de manera diferente.

Desde un punto de vista cerebral durante la adolescencia se produce un aumento en la liberación de dopamina, causante de que los adolescentes se sientan atraídos por experiencias emocionales y sensaciones muy estimulantes. Así mismo se produce un aumento de los circuitos neurológicos que utilizan la dopamina.

Lo importante de conocer cómo funcionan nuestras conexiones neuronales, es que ellas van a definir cómo pensamos, cómo razonamos y cómo tomamos decisiones y, sobre todo, cómo nos sentimos.

En esta etapa la mente empieza a explorar, ha hacerse preguntas sobre la vida, la amistad, los padres, el todo…

Una de las mejores lecturas que te recomiendo es el texto de David Siegel “Tormenta cerebral” donde puedes ampliar tus conocimientos acerca del cerebro de tus hijos.


Manual de Instrucciones del Adolescente

Manual de Instrucciones de Adolescentes

Ahora que sabes cuándo tienes tu adolescente en casa, vamos a ver el Manual de Instrucciones para entender lo que realmente quiere decirte.

PRIMERO: lo que te dice… Lo racional, lo que verbaliza:

•Me agobias, me rayas…
•No aparezcas, no vengas a verme…
•Ignórame, pasa de mi…
•Me estás controlando, deja de controlarme…
•No me toques, qué haces…
•No me corrijas…
•Haré lo que yo quiera, que me dejes…
•Cuánto preguntas, no me preguntes…

SEGUNDO: lo que realmente siente… Lo emocional:

•Pero escúchame…
•Pero estáte allí, que yo te vea, pero sin verte…
•Pero no me dejes sólo en casa…
•Pero ocúpate de mi…
•Pero quiéreme…
•Pero oriéntame…
•Pero márcame el camino…
•Pero interésate por mí…

Adolescentes. Lo que dicen Vs. lo que sienten


Esta es la conducta paradójica del adolescente. Lo que nos verbalizan nada tiene que ver con lo que realmente sienten, pero si les hacemos caso en lo que nos han dicho, no estaremos educándoles, siguiéndoles, ejerciendo de apoyo, de orientación, en una de las épocas más difíciles de la vida, la adolescencia.

Lo que te dice tu adolescente, no tiene nada que ver con lo que realmente siente... Recuérdalo.

Los hijos necesitan lo mismo que venían necesitando desde hace 12-14 años, pero de otra forma. Tu hijo sigue necesitando que le escuches, que le alientes, que te intereses por él, pero en el proceso en el que está inmerso, no va a poder permitir que lo hagas como hasta ahora.

Tú no cambias, pero ellos sí. Es necesario, es ley de vida y si aprendes a no tomártelo como algo personal, sino como una etapa o como un momento de su vida que va a pasar, podrás entenderle y atenderle para en vez de preocuparte de él y ocuparte de él.

Desde la amabilidad y la firmeza. Entendiendo por amable el amor la ternura, la aprobación, el aliento y la validación… y a la vez, al mismo tiempo, con firmeza. Entendiendo la firmeza como la puesta en marcha de límites y normas. Creando acuerdos, negociando, dejando de controlar desde el miedo.

Pero… ¿Por qué es tan importante la combinación de estos dos factores?

Porque si educamos desde sólo el AFECTO, tendremos niños protegidos, adolescentes tiranos y adultos débiles; si educamos sólo desde la AUTORIDAD, tendremos hijos resentidos, duros a la hora de actuar de adultos.


Y en tu casa… ¿tienes ya adolescentes? ¿qué dudas tienes? cuéntanoslas en los comentarios…

Si te ha gustado este post, no te lo quedes para ti sol@, ¡Compártelo y ayudaremos a más personas! Gracias  😉

¿No te funciona lo que haces a diario con tus hijos? ¿Quieres cambiar tu forma de ver la crianza y la educación?

Si quieres aprender más sobre la Disciplina Positiva, conocer su método y técnicas y aplicar sus herramientas apúntate a alguno de nuestros talleres, comprobarás como sí existe un método que funciona. 😉

Psicóloga, Educadora Certificada en Disciplina Positiva para Aula y Familia, Fundadora de InfanciaenPositivo.com, ante todo, Madre.
___________________________________________________
Con Disciplina Positiva otra educación es posible, sin gritos, amenazas o castigos. Una educación firme y amable con herramientas respetuosas y efectivas.

Ayuda! tengo un adolescente en casa (incluye Manual de Instrucciones)
5 (100%) 1 vote
Opt In Image
LO MEJOR DEL MES ✓
Recibe nuestros artículos y contenidos cómodamente en tu email

(Tus datos estarán 100% seguros y sólo recibirás 1 email nuestro al mes).

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.


La finalidad de recogida y tratamiento de datos personales es para responder las consultas que nos hayas hecho, así como, en el caso de autorizarnos, enviarte nuestras publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. Tus datos son tratados por 06243970E como responsable de esta web.

¿Dudas, comentarios? Anímate y escríbelo aquí!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

+ +